Categorías
Actividades

«Los sabios hipopótamos» llegaron para quedarse

Los protagonistas de Los sabios hipopótamos, los hipopótamos Huberto y Marcelo, han sido acogidos con gran ilusión, por los pequeños y no tan pequeños lectores, consiguiendo despertar un gran interés en toda la familia Cienlee que descubre el universo literario de Peter Svetina (Liubliana, 1970) con una edición de 2020 de la editorial Malinc, traducción de Florencia Ferre y Barbara K. Vuga, con ilustraciones de Francisco Tomisch y epílogo de Gaja Kos.

Pensar, reflexionar y hacernos preguntas tan importantes junto a los sabios hipopótamos y sus amigos nos han permitido tener una mayor aproximación a quienes nos rodean, cultivando la sensibilidad y la empatía.

Era miércoles.

—Vamos a ayudar a alguien — dijo Huberto.

—Vamos, ya encontraremos a quién —dijo Marcelo.

Y se fueron.

Los sabios hipopótamos de Peter Svetina, «Ayuda»

Compartimos con vosotros algunas de las experiencias que hemos vivido durante estas semanas con los chicos Cienlee durante las lecturas de Los sabios hipopótamos, así como sus preguntas, inquietudes y reflexiones.

Conforme hemos ido leyendo el libro, hemos realizado actividades al final de cada capítulo con los diferentes grupos Cienlee. Las actividades consistían en la lectura por parte de uno o más chicos de forma intercalada, debatiéndose posteriormente sobre el mensaje que nos había transmitido dicha lectura.

Por ello, el día en el que leímos el capítulo ¿Qué es lo más importante? Los sabios hipopótamos nos hicieron reflexionar sobre el hecho que, en este mundo nos olvidamos muchas veces de pensar qué es lo más importante para cada uno de nosotros, a lo que los chicos respondían «la familia» o «conversar con los amigos».

Por otra parte, con ¿Cómo de ancho es el verano? Los más pequeños se propusieron extender la pregunta y lanzar cuestiones como «¿Cómo de ancho es el otoño y… el invierno?» o «¿Los podemos medir?». Los jóvenes Cienlee se preguntaban «¿Por qué medir el tiempo?» o «¿Por qué hacerlo con un reloj o con un calendario?».

Proseguimos con ¿Quién es fundamental en este mundo?. A lo que respondieron los pequeños: «¡Mi mamá, porque lo sabe todo!», «¡El aire, porque no podemos vivir sin él», «También lo son las plantas que limpian el aire sucio… como las hojas de los árboles», «¡El planeta, porque no podemos vivir sin él» o «¡Puuffff! Es una pregunta muy difícil… Porque para mí, todos somos fundamentales: mi madre, mi padre, mi abuela, mi hermano, mi perrita… pues todos somos fundamentales».

Con un Ramo de Rimas se propuso la siguiente cuestión ¿Sabéis qué es un poema?. A lo que respondieron: «¡Sí! [El poema] se escribe así para abajo y la rima es: el ratón es un glotón y le gusta el pastel de melocotón».

No puedes tropezarte con un elefante. Con un elefante solamente chocas.

Los sabios hipopótamos de Peter Svetina, «Reflexiones del pitón filósofo»

Los chicos escribieron y hablaron sobre la amistad en La jirafa tiene hipo. «La pobre jirafa Tanami tenía hipo y no se le pasaba, pero lo bueno de todo fue que sus amigos la querían ayudar. Óscar el dromedario había pensado mucho en ella.» y se quedaron pensando, hasta que uno de ellos dijo: «Me gusta que piensen en mí… pero… ¡espero no tener hipo!», finalizando uno de ellos con «A mí también me gusta mirar al cielo y jugar con mi amiga a encontrar formas en las nubes y mirar la Luna. ¿A ti también te gusta mirar el cielo?» a lo que otra chica respondió «Sí, mucho. En las noches de verano en la playa me gusta mirar las estrellas».

Esperemos que os haya gustado tanto como a nosotros conocer a estos sabios hipopótamos que nos han acompañado durante estas dos últimas semanas y que continuarán con nosotros para seguir descubriendo la importancia de disfrutar del tiempo – que es un bien escaso – y compartirlo con los demás.

Agradecemos la participación de toda la familia Cienlee por su interés en nuevas lecturas y os informamos que en próximos días tendremos más sorpresas con lecturas que despiertan nuestras emociones.

El libro Los sabios hipopótamos de Peter Svetina ya se encuentra disponible en la Biblioteca Pública Municipal de Quintanar de la Orden.

Por Jacqueline Oliver

Dirección y coordinación de los Talleres CIENLEE «Lectura, escritura, emociones»

Una respuesta a ««Los sabios hipopótamos» llegaron para quedarse»

Interesante reflexión de este libro, me produce satisfacción escuchar la voz alegre y vibrante de l@s niñ@s narrando estás emocionantes historias.
Excelente trabajo de Jacqueline, inculcado valores, y sabiduría durante todos estos años.

Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.